Historia en Velodromo

Autor: Javier Noriega Orozco

Una historia del tianguis de velódromo

Eran las 11:20 horas del jueves yo circulaba por la calle Luis de la Rosa como normalmente lo hacia para llegar al tianguis de Velódromo el tráfico impedía que los automóviles transitaran fluidamente esto era algo normal ya que las calles aledañas a este tianguis son muy estrechas.
El buen ánimo con el que andaba ese día se esfumó a los tres minutos. En cuestión de segundos pasé del ánimo y alegría al terror.
Iba relajado y contento cuando de repente empecé a escuchar los silbidos de los lavacoches cuya su labor además de cuidar carros es avisar a los tianguistas si había movimiento cercano de granaderos eso se me hizo raro ya que casi nunca sucede algo parecido, seguí caminando ya que varia gente de dicho tianguis es amiga mías dispuesto a entrar al tianguis pero de la nada experimenté el temor de queda atrapada en medio del fuego cruzado.
Escuché varias detonaciones. La gente que a esa hora ya recorría el tianguis, huía despavorida; en sus rostros se reflejaba el miedo. Un amigo que trabajaba en la entrada del tianguis me grito en ese instante, escuchaba su voz pero no lo localizaba solamente sentí un jalón y nos metimos a la tienda del “Vale”, inmediatamente se escucharon otros disparos y cada vez más cerca. Era un intercambio acompasado de balas. Primero las detonaciones eran espaciadas, seguidas de otras más constantes, como de metralleta, ni para dónde correr no se podía mover por la cantidad de gente que se encontraba
varias decenas de policías federales con el rostro cubierto con pasamontañas corrían de un lado con sus armas en la mano.
De pronto, en medio del rafagaso se escuchó el silencio, luego más detonaciones.
Cuando por fin se despejo todo, cerca de la calle  Eje 3 Sur unos 20 jóvenes estaban tirados sobre el piso tenían las manos sobre la nuca y estaban rodeados por los agentes federales que, les apuntaban directamente.
La Secretaría de Seguridad Pública informó que fue un operativo para decomisar ropa de contrabando; según el reporte, al principio los agentes sólo dispararon “balas de goma”, pero al ver que los tianguistas oponían resistencia y superaban a los policías, éstos utilizaron balas reales.
Oficialmente no se reportaron personas detenidas, aunque sí se informó que el saldo fue un herido.
El tianguis de Velódromo se pone todos los jueves sobre las calles de Luis de la Rosa y entre Eje Tres Av. Morelos y avenida del Taller; los comerciantes se especializan en la venta de tenis y ropa de segunda mano.

Anuncios